Inicio Ventajas de la Cera de Soja
Beneficios y ventajas de la Cera de Soja respecto a la parafina PDF Imprimir E-mail

 

 

La cera de soja no es parafina !!! No tiene nada que ver con la parafina !!! 

 

Descubre a continuación las mil ventajas de la cera de soja, entenderás por qué la cera de soja es mejor que la parafina y por qué se ha convertido en la verdadera alternativa al uso de la parafina.

La Cera de Soja tiene mil ventajas y beneficios respecto a la parafina:

  • Ventajas económicas
  • Ventajas prácticas
  • Ventajas estéticas
  • Ventajas medio-ambientales
  • Ventajas para la salud

 

Ventajas económicas: comparativa entre parafina y cera de soja

 

 

Parafina: las velas de parafina no tienen múltiples usos, sólo sirven "como vela", no valen para otros fines.
Cera de soja: las velas de soja sí tienen múltiples usos. Al calentarse, la cera se convierte en un delicioso aceite de masaje 100% natural, además de ser velas decorativas y aromáticas.

Parafina: las velas de parafina no se queman completamente, siempre se queda parafina sin consumir en el fondo del recipiente, desperdiciéndose hasta el 30% de la vela inicial.
Cera de soja: la cera de soja tiene un punto de fusión bajo, por lo que se quema completamente y deja el recipiente totalmente limpio. La vela se aprovecha íntegramente, no hay desperdicio.


Parafina:
 
la parafina se combustiona mucho más rápido, por lo que las velas se acaban mucho antes. Son poco económicas.
Cera de soja: la cera de soja se combustiona lentamente, haciendo que las velas de soja duren de 2 a 3 veces más tiempo que las de parafina. Son de 2 a 3 veces más rentables que las velas de parafina.

 

Plantación de Soja

 


Ventajas prácticas: comparativa entre parafina y cera de soja
 

 

Parafina: es muy difícil, a veces imposible, de limpiar en telas u otros materiales. Una mancha de parafina es un problema.
Cera de soja: se limpia muy fácilmente en cualquier superficie, con agua tibia. Una mancha de cera de soja es como una mancha de manteca o aceite.

Parafina: las velas de parafina liberan poco aroma, la fragancia desaparece con el tiempo y dura menos tiempo.
Cera de soja: las velas de cera de soja erfuman delicadamente el ambiente incluso sin encenderlas, por dos motivos principales: porque están perfumadas con aceites esenciales puros muy potentes, y porque al tener un punto de fusión más bajo conservan mejor el aroma, y lo liberan durante más tiempo. 
  

 

 

 Granos de soja

 

Ventajas estéticas: comparativa entre parafina y cera de soja

 

 

 

Parafina: tiene una textura bruta y tosca, dándole a la vela un aspecto y un acabado duro y frío.
Cera de soja: la cera tiene una textura suave, “cremosa”, parecida a la del yogur, dándole a la vela un acabo muy suave y bonito. Al derretirse, la cera se transforma en un aceite calentito de aspecto delicioso. 

Parafina: al quemarse, emite un hollín negro que forma manchas inestéticas en velas y recipientes, además de ser tóxico.
Cera de soja: la cera de soja emite un 90% menos de hollín, es decir una cantidad casi nula, manteniendo la estética de la vela y protegiendo la salud.

 

 

 

 

 

 

 

Ventajas medio-ambientales: comparativa entre parafina y cera de soja

 

 

 

Parafina: es un derivado del petróleo, el petróleo siendo una fuente limitada, no renovable, y que no es biodegradable.
Cera de soja: la cera proviene de las plantas, fuente ilimitada, renovable, y que es biodegradable, lo que la convierte en un producto sostenible.

Parafina: su consumo apoya y es apoyado por la industria del petróleo, promueve la industria petroquímica.
Cera de soja: consumirla y divulgarla apoya y es apoyado por sembradores y cosechadores de varios países, promueve la agricultura.

Parafina: es un producto químico, un derivado del petróleo, es producto de la industria petroquímica.
Cera de soja: es cera 100% natural, 100% ecológica, es obtenida a través de una planta.

 

 

 

 

 

Ventajas para la salud: comparativa entre parafina y cera de soja

 

 

 

Parafina: su cera alcanza altas temperaturas (punto de fusión entre 70 ºC y 80ºC), lo que puede llegar a provocar quemaduras si se derrama cera.
Cera de soja: su cera no alcanza temperaturas tan altas, su punto de fusión está entre 40ºC y 45ºC, por lo que el riesgo de quemaduras se ve muy limitado.

Parafina:  su combustión emite vapores y gases dañinos para la salud, además de agentes cancerígenos y tóxicos.
Cera de soja: su combustión no constituye ningún riesgo, porque es 100% natural y no es tóxica.

Parafina: aumenta, al calentarse, los niveles de CO2 en el ambiente.
Cera de soja: no aumenta los niveles de CO2 en el ambiente al calentarse.

Parafina: emite un hollín negro, residuo tóxico poco recomendable de respirar.
Cera de soja: emite un 90% menos de hollín que la parafina, es decir una cantidad casi nula.

 

 

 

 

 


Cera de soja: la vela de cera de soja sí tiene múltiples usos. Al calentarse, se convierte en un delicioso aceite de masaje, totalmente natural.

Parafina: las velas no se queman completamente, siempre se queda parafina sin consumir en el fondo del vaso o del recipiente, se desperdicia hasta el 30% de la vela inicial.
Cera de soja: la cera de soja tiene un punto de fusión bajo, por lo que se quema totalmente y deja el vaso o recipiente totalmente limpio, la vela se aprovecha completamente, no hay desperdicio.

Parafina: las velas se consumen mucho más rápido, por lo que son menos económicas.
Cera de soja: las velas se consumen más lentamente y duran de 2 a 3 veces más tiempo que las velas de parafina, por lo que son de 2 a 3 veces más económicas.